5





5

Al final cuando ya todo esta perdido y la ultima de las excusas se ha gastado. Solo mirar el suelo, conteniendo las nauseas en el pecho no basta para resignarse a la decepción que deja no poder cerrar nunca bien las puertas, ni los canios del banio escuchando ese goteo inmundo durante minutos . minutos que denuncian la malhechora de nuestra naturaleza o por decir poco, el sin-acabez de nuestras manos que tan llenas de fuerzas se manifiestan na diario en nuestros sueños, pero que al momento , fallan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario