yo que de pronto se que te haces poco
a poco, menos muerte en mi desvelo
te llegaria a tocar suavemente con los suenios que me pesan
el punto frio de tu ombligo
y las puras palabras nos serviran de abrigo
en las horas de

No hay comentarios:

Publicar un comentario