Compania y otras cosas que tienen olor a silencio.

Debajo de Janis

si, debajo de ella

nos podremos ver las caras

y rompernos las manos

en silencio

si.. siempre en silencio



Ella no podia caminar, recuerdo cuando si podia hacerlo y no puedo dejar de pensar que me pude haber enamorado de ella. Si la hubieran visto, no lo podrian creer, tan llena de vida.Segura siempre segura de si misma, caminaba de cabeza todo el tiempo que podia hacerlos, cuanod la miraban mucho o no le prestaban atencion , sin importarle si tenia falda o no. Ella caminaba de cabeza. Recuerdo la respuesta que me dio el dia que saliendo de cenar le pregunte el porque lo hacia. Su sonrisa se estrello contra mi boca dibujando un fastidio en mi rostro. Es que el mundo esta de cabeza!, me increpo, y nadie se da cuenta! Yo, si me doy cuenta de eso. Yo lo se ... culminaba su sonido al mismo que su sonrisa para convertise en una mirada. Una mirada que buscaba enfrentar un reto, que nunca encontro en mi. Sentia ganas de abrazarla, pero en esos momentos le temia, a todo ese poder que lograba recrear con sus ojos abiertos. Temia ser abrasado por sus palabras por sus ademanes que mas alla de ser movimientos de aire en nuestro espacio, eran pinceles que dominaban mis ojos. Quedando callado le respondi en silencio, espere que se diera media vuelta y me marche. Pasaron noches donde no supe de ella, me pasaba horas desnudo sentado al filo de la cama viendo por la ventana como se iban formando hilos de agua y buscaba la manera de justificar que podia predecir sus caminos. Luego caminaba un poco por alrededor de su ausencia. La cocina, el banio, las sillas en si todo el lugar, perdia los colores cuando los miraba y si me daba la espalda, mi ausencia le devolvia la propiedad a ella y entonces todo lo que no era mio volvia a ser una fiesta. Como cuando estaba ella, desnuda al filo de la cama, llenando de nicotina los pulmones junto a la ventana esperando ver al cielo llorar por ella.
Mientras me llamaba con su indiferencia a que la acompanie en la cama y le susurre al oido, que yo tambien estoy de cabeza, que por mi tambien puede llorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario