iveintidos

Es un solo grito el que ronda tu cuerpo llano,
anteriormente en conflicto.

Entre tus piernas se nota las curvas de mi cena pasada, navegante
simple
ausente

Las horas han llegado y debajo de estos letreros amarillos
aun germinan mis ojos
caballos
cuerdas

gritos en dos gargantas




un solo sol

2 comentarios: