4:45

Tener esa luz bajo las esquinas de esos puntos suspensivos.
Un nombre que lleva de la mano la desgracia y el horro de las almas que pude haber contagiado.
tener en esas esquinas un metido olor púrpura, amarillos y azules violáceos.
poder tener un cambio de nervios, tendones y venas.
Calmar la sangre que se estira entre mis encías invocando la magia que tienes.
colar entre mi pecho, ignorancia, desazón, peretéo.
Y poder salir a caminar por ahí, por donde vos ya me dijiste que no camine.
sin demorar mas alla de lo que pude o quise.
no tener mas entre mis ojos la tundra humedad de entre tus piernas
el sabor amargo, el silencio y la belleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario