3.39

Aunque por medio de este sentimiento decreto
que no podrás tener de mis huesos un aliento mas.
porque ya nada tengo de lo que nunca hubieses traído.

Y sin querer, porque ya ni el querer tengo, te abandono
sin mas deprisa que un vientre lleno de calor, mágico y flotante.
Parto lejos, en partes iguales lo que siempre soñé conmigo.

Porque ya, porque si, porque siempre. Aunque no lo creas
tendremos lo indomito entre los surcos de este ritmo inventado
por las palabras que domaste en mi voz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario