Pititara

Por todas las veces que quise destruirme en un segundo plano
y no pude por tener en los nudillos el oxido de las palabras aprendidas
con fuego
con mierda
sin asco
por todos los que intente con suerte matar en el suelo , una vez ya vencidos
y pude sonreir, al adentrarme entre sus vientres y recostarme a parir
con varas
paralelas y
verticales
por que de vez en cuando pude respirar las virutas de carne de vida eterna
y no vomitarme, cuando tu tambien querias
con quejas
vertebras
y extintores 

No hay comentarios:

Publicar un comentario